Aportación al debate IV
Asamblea de Movimientos Sociales - Proceso de articulación
Martes 11 de Noviembre de 2008 11:36

Aportación de Globalízate

 

Reuniones mantenidas   el 31 de octubre de 2008

De donde venimos

La pregunta por la que quizás deberíamos empezar es la razón por la que los movimientos sociales críticos de Madrid han estado históricamente tan desunidos, desorganizados o enfrentados. Quizás, debamos reconocer en primer lugar el triunfo del neoliberalismo entendido este no sólo en su vertiente económica, privatizaciones, desregulación (para la clase trabajadora), flexibilidad, beneficios (para unos pocos) y competitividad (para la gran mayoría), sino quizás interrelacionado o derivado de la economía el premio al individualismo, el darwinismo social o el “sálvese quien pueda”.

Para ello, se ha contado con la inestimable ayuda de medios de comunicación (lo ponemos en primer lugar, porque son los transmisores de estos pensamientos entre los ideólogos, normalmente en la sombra, y la sociedad), lógicamente también se ha contado con la intervención de partidos políticos, sindicatos en retirada ideológica y lógicamente el capital para mover todo el engranaje. Hay que preguntarse porque las asociaciones de vecinos, sindicatos, asociaciones ecologistas y otro gran número de organizaciones con ánimos transformadores han ido perdiendo fuerza en Madrid con el transcurrir de los años.

Sobre las asociaciones de vecinos, después de la gran labor que hicieron a finales de los años 70 y los 80, sin duda impulsadas por los partidos de izquierda (mayoritariamente por el PCE), éstas han ido perdiendo protagonismo porque los militantes más antiguos no han sabido captar a las nuevas generaciones, quizás debido a  que se hayan cansado y/o quemado  han dejado de ser un referente en la mayoría de los barrios.

Así que una de nuestras prioridades debería ser precisamente eso, recuperar los barrios integrándonos  en ellas, relanzándolas (como método más sencillo ya que poseen locales) y así desde ahí nos seria más fácil articular nuestras propuestas y formar un tejido dinámico). En nuestra opinión el problema de la izquierda es que en lugar de buscar los puntos que tenemos en común, siempre las diferencias prevalecen sobre las coincidencias. Este ha sido el problema de las organizaciones políticas, por eso es muy importante romper con ese corsé de intereses y protagonismos.

Con todo, se atisbó una articulación con el surgimiento del movimiento por la justicia global o alterglobalizacion antiglobalización (no nos gusta el término ya que anti implica algo negativo y no ofrece alternativas)  en Seattle y la exportación de sus modelos de reunión organizativo, horizontalidad, asamblearismo, o acción directa no violenta de las que muchos de nosotros participamos. Sin embargo, no quedo un poso estable y articulado en el tiempo que permitiera una infraestructura mínima organizativa. Teniendo en cuenta, además, que posiblemente no se pueda estar de acuerdo en todo con todas las organizaciones, cosa que se puede superar con el debate democrático, respetuoso y centrado en la definición del enemigo común, el capitalismo y las formas idóneas de combatirlo.

También es verdad, que mantener un nivel elevado de actividad puede ser realmente asfixiante y cansado, por ejemplo, el nivel de movilización que se mantuvo durante el segundo mandato de Aznar con el Prestigue, la huelga general, la guerra de Irak ( aunque, el tema de Irak se utilizó por los partidos políticos para fines partidistas) no hubo un trasfondo más amplio como en Gran Bretaña en el que desde el principio Sep 2001 la movilización fue contra la guerra contra el terrorismo de Bush , es muy difícil que se vuelva a repetir. Ahora bien, estas son movilizaciones puntuales que tuvieron su importancia en el tiempo, pero ahora se trata de intentar el cambio del modelo capitalista a un modelo social y  ecológico sobre el que se está discutiendo, todavía por pensar y es mejor ir con el paso lento pero seguro. Es mejor dar un paso atrás, que intentar avanzar a marchas forzadas.

Sobre la metodología del proceso habría mucho que hablar, pero hay que ser pragmáticos y pedagógicos, TODAS las luchas contra el actual sistema capitalista, ya sean reformistas o antisistémicas deben ser respetadas, ya que una reformista puede llevar a un cambio del sistema y las antisistema, por definición, buscan el cambio de modelo. Pueden convivir, creemos, desde el respeto a la diferencia y retroalimentarse mutuamente.

A donde vamos

Otra pregunta que deberíamos también hacernos los movimientos sociales críticos de Madrid sería ¿Cuáles son nuestros objetivos? ¿Cómo podríamos alcanzarlos? O dicho de otra manera ¿Por qué? Y ¿Para qué?

Por que:

- Porque tenemos la certeza que el actual modelo no es humano, ya que condena a la miseria a millones de seres humanos en todo el planeta.
- Porque creemos en un sistema político que sea verdaderamente  democrático y representativo, en el que hay que reemplazar  las instituciones que controlan los sistemas financieros, económicos para que sean instituciones democráticas. (FMI, BM. OMC y NNUU) en otro modelo de democracia que nos permita controlar el sistema económico y financiero.
- Porque sabemos que el actual modelo nos lleva a la ruina ecológica y social.

Para que

- Para compartir experiencias con otras organizaciones en sus campos de actuación.
- Para cambiar el modelo de producción y consumo.
- Para ayudar desde nuestra posición a los desheredados.
- Para hacer respetar a los otros habitantes del planeta, la biodiversidad.

 

Colabora económicamente con la Asamblea del Foro de Movimientos Sociales de Madrid

Entidad: Triodos Bank

Cuenta: ES80 1491 0001 2120 8575 8528

Titular: Transformando S. COOP. MAD.

Concepto: Aportación al Foro 2016

indicar nombre de la organización que hace

el ingreso o si es a título personal

¡Gracias por tu ayuda!

 

Síguenos en:

Facebook



Twitter:

OTRA SALIDA DE LA CRISIS ES POSIBLE

Los movimientos de Madrid que compartimos la Carta de principios del Foro Social Mundial queremos reclamar ante la ciudadanía la necesidad de buscar alternativas al modelo económico y social capitalista que está en el origen de la crisis actual. Para nosotros, y para millones de personas que se agrupan en los movimientos antiglobalización, la crisis de estos últimos años es la última expresión de un sistema socialmente injusto y destructor del planeta: “Estamos ante una crisis global provocada por el capitalismo, que no tiene salida dentro de este sistema” (FSM de Belén, Brasil, 2009).

Leer Manifiesto