Aportación al debate I
Asamblea de Movimientos Sociales - Proceso de articulación
Martes 11 de Noviembre de 2008 11:32
Aportación de Cristianos de Base de Madrid (Área de movimientos sociales)
Reuniones mantenidas el  23 de junio y el 8 de septiembre de 2008

En torno a la articulación
de movimientos sociales críticos de Madrid


Una de las razones de la debilidad de los movimientos que nos oponemos al modelo capitalista de producción y consumo es que estamos dispersos y a veces enfrentados entre nosotros, mientras quienes defienden el orden social existente están unificados, aunque sea mediante métodos competitivos, basados en el poder del dinero y en el control del poder político y de los medios de comunicación.

Por ejemplo, en los últimos meses la deriva represiva-autoritaria de la Unión Europea ha tenido tres manifestaciones que exigían una reacción rápida: la directiva de la vergüenza contra los inmigrantes; la propuesta de las 65 horas contra los trabajadores; y el desprecio de la clase política ante el NO irlandés al Tratado de Lisboa. Estos hechos, en nuestra opinión, merecían una oposición contundente por parte del conjunto de movimientos sociales críticos; sin embargo, las respuestas han sido dispersas y no han hecho la mella que podían hacer. Algunas hormigas, cada una por su lado, se han enfrentado al elefante y éste casi ni se ha enterado, sigue tranquilamente su camino. Pero nos preguntamos qué pasará el día que millones de hormigas seamos capaces de levantar barricadas e incidir en los puntos débiles del elefante.

¿A qué se debe nuestra falta de coordinación para enfrentarnos al orden establecido?, ¿por qué no nos apoyamos mutuamente a la hora de construir otros mundos posibles? Se nos ocurren varias explicaciones que sometemos a debate:

 En el campo del pensamiento, somos herederos de culturas dogmáticas, grandes relatos que se plantean como “auténticos” y que, en esa medida, se convierten en un obstáculo para el diálogo con otras culturas y relatos diferentes. La patente de la verdad no la tiene nadie y el intercambio de puntos de vista es la mejor base para aproximarnos a ella. “¿Tu verdad?: no, la verdad, y ven conmigo a buscarla” (A. Machado).


 En el campo organizativo, reproducimos formas de poder y liderazgo que en teoría criticamos. Nos influyen culturas jerarquizadas y patriarcales, con vanguardias y representantes del pensamiento que dificultan promover una cultura horizontal, basada  en la participación directa de las personas. Proponemos “avanzar preguntando” (consigna zapatista), es decir, siendo capaces de tomar decisiones en compañía, sobre nuestra vida cotidiana y sobre la sociedad que queremos, compartiendo planteamientos y respuestas diversas.


 En el campo de lo social, se promueven identidades particulares (mi situación individual-familiar, mi grupo de referencia, mi país…), lo que nos hace ver como lejanos los problemas más graves de la humanidad, no sentimos como propio el sufrimiento de los pueblos oprimidos del Sur, la explotación del trabajo asalariado o el racismo hacia los inmigrantes sin papeles. Tenemos que desarrollar nuevas identidades socialmente comprometidas en un marco de derechos universales y de ciudadanía planetaria. “Si tocan a uno, tocan a todos”.

El área de movimientos sociales de Cristianos de Base se creó en la Asamblea general de 2002 con el fin de vincular a las comunidades y colectivos que forman parte de la Iglesia de Base de Madrid con el movimiento antiglobalización o altermundista. Para nosotros es muy importante aunar la fuerza de las personas y movimientos críticos contra las lógicas sociales hoy dominantes  y en apoyo de prácticas alternativas. ¿Cómo entendemos esto?, ¿para qué articularnos?:

 Para relacionar lo local con lo global, lo particular-próximo con lo general-mundial, en búsqueda colectiva de otros mundos posibles, respetando la diversidad de respuestas y aprendiendo unos de otros.


 Para situarnos e identificarnos con las bases sufrientes (dominadas) de la sociedad, en procesos horizontales-asamblearios, sin protagonismos ni vanguardias dirigentes.


 Para converger en la acción, ya sea mediante la oposición más amplia posible a las prácticas de dominación (por ejemplo, en relación a las tres decisiones adoptadas recientemente en la U.E.) o apoyando propuestas de acción alternativas (por ejemplo, en los campos de la economía social y el consumo, la sostenibilidad ambiental, la formación liberadora, etc.).


 Lo anterior requiere, al menos, tres cosas: que los movimientos sociales críticos de Madrid estemos convencidos de la necesidad estratégica de unir nuestros esfuerzos; que haya acuerdo muy mayoritario en torno a la acción o acciones que queramos emprender juntos; y que se impliquen activamente las bases de los colectivos, así como las personas particulares de Madrid que compartan el mismo objetivo.

El debate planteado nos ha llevado a reflexionar en torno a la coherencia entre los planteamientos críticos que decimos defender y nuestra práctica cotidiana. En esto no hemos llegado a un acuerdo y aparecen diversas posiciones:

 Muchos cristianos de base no se comprometen en la práctica contra el modelo capitalista de producción y consumo, ni forman parte de grupos de acción directa; algunos, incluso, no se atreven a cruzar la “línea roja” que supone cuestionar la complicidad de la izquierda parlamentaria, por lo que no sienten la necesidad de articularse con otros movimientos críticos para ser más efectivos.


 Incluso las personas más comprometidas reconocen que es muy difícil, si no imposible, ser coherentes en todas las facetas pero que ello no debe impedir dar pasos, cada uno los que pueda, en una dirección alternativa. Frente al discurso hipercrítico, que lleva al derrotismo, hay que aprender a aunar debilidades y disfrutar de los pequeños avances que se consigan.

Tenemos que seguir debatiendo estos puntos de vista con el objetivo de avanzar en la aplicación de los valores que defendemos: la igualdad efectiva de todos los seres humanos a nivel planetario (ciudadanía global), el ejercicio de su libertad y de su capacidad de pensamiento como ejes fundamentales de la vida social y la actividad política; la economía social y cooperativa al servicio de la comunidad; y el respeto de la naturaleza y el equilibrio ecológico.


(Agradecemos que se nos hagan observaciones y críticas)

 
 

Colabora económicamente con la Asamblea del Foro de Movimientos Sociales de Madrid

Entidad: Triodos Bank

Cuenta: ES80 1491 0001 2120 8575 8528

Titular: Transformando S. COOP. MAD.

Concepto: Aportación al Foro 2016

indicar nombre de la organización que hace

el ingreso o si es a título personal

¡Gracias por tu ayuda!

 

Síguenos en:

Facebook



Twitter:

OTRA SALIDA DE LA CRISIS ES POSIBLE

Los movimientos de Madrid que compartimos la Carta de principios del Foro Social Mundial queremos reclamar ante la ciudadanía la necesidad de buscar alternativas al modelo económico y social capitalista que está en el origen de la crisis actual. Para nosotros, y para millones de personas que se agrupan en los movimientos antiglobalización, la crisis de estos últimos años es la última expresión de un sistema socialmente injusto y destructor del planeta: “Estamos ante una crisis global provocada por el capitalismo, que no tiene salida dentro de este sistema” (FSM de Belén, Brasil, 2009).

Leer Manifiesto