Inicio Asamblea de Movimientos Sociales Noticias desde los colectivos Okupada Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39
Okupada Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39
Asamblea de Movimientos Sociales - Noticias desde los colectivos
Domingo 09 de Enero de 2011 19:56

El Centro Autogestionado “Patio Maravillas” sigue demostrando su alternativa independiente a lo políticamente correcto, ocupando dos inmuebles “ante la intención del Ayuntamiento de Madrid de vender estas dotaciones sociales al mejor postor", han señalado portavoces del Patio. 

En 1991 la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) compró estos inmuebles y "comenzó a expulsar a los residentes y a los negocios comerciales que le daban vida". La promesa era crear un centro social para el barrio, una guardería infantil y 6 viviendas tuteladas, promesa que apareció reflejada en el plan de acción de 2005, "pero incumplida como la posterior promesa de rehabilitar los edificios para albergar 19 viviendas de protección oficial escrita en el plan de acción de 2008".


OKUPADA CORREDERA  BAJA  SAN  PABLO 20  Y  BARCO 39.

Historia de un expolio de lo común en  favor de la ciudad “Marca”

El 11-12-1991 el ayuntamiento de Madrid a través de la EMVS (Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo), dependiente del Área de Urbanismo y Vivienda, formaliza la compra de los  edificios Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39. Esta nueva adquisición, junto  un paquete de edificios que compra la EMVS en el centro de la ciudad, es justificada por el ayuntamiento  para  compensar el déficit histórico de equipamientos públicos y dotaciones sociales en el centro de Madrid, y particularmente en el barrio de Malasaña.

En los años siguientes la EMVS inicia la expulsión de las personas que residen en los edificios y los locales que tiene actividad comercial, incluido el bar la pepita, lugar de referencia de la historia reciente del barrio. Después de  un proceso largo, los vecinos del inmueble tuvieron que recurrir a la justicia para defender sus derechos frente a la administración,  que acaba con  realojos e indemnizaciones, en el año 2005 el edificio queda vacío. El ayuntamiento argumenta  que todas las actuaciones han sido por el bien del interés general: el mal estado de los edificios que requieren su rehabilitación urgente; y dar respuesta  a las necesidades de equipamientos sociales que demanda el barrio.

Como consecuencia de un proceso de negociación  con diferentes asociaciones y actores del barrio  en el año 2002/2003 se llega a un principio de acuerdo que culmina con la realización de un proyecto de ejecución de Centro Social, guardería infantil y 6 viviendas tuteladas en Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39. Este proyecto liderado por la EMVS es el fruto de dos años  de negociación con el movimiento vecinal del barrio,  y es una forma de apaciguar el malestar vecinal ante la carencia de dotaciones sociales y la continua degradación del barrio. El proyecto se incluye en el Plan de acción del 2005 del ayuntamiento de Madrid, Oficina centro, ficha 22: “Programas de Equipamientos”. En el que aparece como “Centro Comunitario; pendiente de desalojar dos locales y dos viviendas, con proyecto de ejecución pendiente de licencia de obras”. Las obras nunca llegaron, y el Centro Comunitario tampoco.

En el mismo año que aparecen  los edificios de  Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39 como nuevo equipamiento para el barrio de Malasaña en el Plan del 2005, el ayuntamiento da un giro al destino de los edificios. Son los años de mayor visibilidad y conflicto social  ante la problemática de la vivienda, conflicto que señala  a las administraciones en connivencia con el mercado como los responsables de la situación. Gallardón, otra vez para frenar el malestar social, lanza la promesa de de crear 40.000 viviendas sociales, volviendo a utilizar el patrimonio público de la ciudad  con fines propagandísticos  y  electorales. En el nuevo plan urbanístico, motivado para cuadrar las cifras de la promesa política, se cambia el proyecto de Centro Comunitario para Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39  por otro de  19 viviendas sociales y 5 locales. En el ejercicio político del 2008 se programa una partida de 1.500.000 de euros para la rehabilitación y ejecución del proyecto de 19 viviendas de carácter social y 5 locales. Al igual que  con el Centro Comunitario, las obras nunca empiezan, las viviendas sociales quedan en promesa electoral.

En 2009 se inicia la venta al mercado de los edificios. La gestión de Gallardón al frente del ayuntamiento ha endeudado y arruinado a la ciudad de  Madrid para los próximos 30 años. Para conseguir liquidez se inicia de forma silenciosa la venta del patrimonio público, o mejor dicho, el expolio de lo público. Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39, junto a otros edificios públicos que estaban destinados a usos dotacionales, entra en dos concursos, 2009 y 2010, donde se subastan los edificios por 5.000.000 de euros, quedando ambos  concursos desiertos de compradores: no son buenos tiempos para la especulación urbanística.

Actualmente y ante la urgencia del ayuntamiento de conseguir dinero, los edificios serán vendidos sin concurso y a precio de saldo al primer comprador que aparezca. Dejando la puerta abierta a los agentes urbanos revitalizadores- como gustan llamar desde el ayuntamiento a empresas privadas con intenciones especulativas- que ayuden a mercantilizar el barrio tematizándolo y espectacularizándolo, Malasaña-mola-Malasaña-es-moderna-Malasaña-vende, y limpiando y expulsando todo lo que les sobra para cumplir el modelo,  pongamos que hablamos de la sociedad de empresas Triball.

En estos 19 años de relación del ayuntamiento con los edificios de Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39, descontando el dinero que invirtió en la compra, se estima que el ayuntamiento ha gastado más de 1.000.000 de euros en los edificios: realización de proyectos que no se ejecutan, proceso judicial para echar a los residentes, realojos e indemnizaciones, alquiler del apuntalamiento a una empresa privada (6.000 euros al mes x 5 años = 360.000 euros), etc. Y todo para dejar los edificios vacios de uso,  incumpliendo la función social  que  obliga la ley; favoreciendo el deterioro y  avance de patologías físicas de los edificios al estar vacios (Corredera Baja de San pablo 20  es un edifico del siglo XVII y Barco 39 del XIX, ambos tienen grado de protección 1 por su valor patrimonial).

El ayuntamiento compra en 1991 dos edificios en el centro de Madrid para paliar el déficit de equipamientos y dotaciones sociales del barrio de Malasaña, transcurridos 19 saca los edificios a precio de saldo en el mercado, después de: utilizarlos con fines propagandísticos y electorales; engañar y manipular al movimiento vecinal; desposeer a la ciudad y sus gentes  de un bien común; gastar 1.000.000 de euros;  seguir degradando  urbanística y socialmente el barrio de Malasaña; conjuntamente con el mercado inmobiliario empujar el proceso de gentrificación (proceso de transformación urbana en el que la población original de un sector o barrio deteriorado y con pauperismo es progresivamente desplazada por otra de un mayor nivel adquisitivo, favoreciendo los movimientos de capital con carácter especulativo); contribuir al deterioro físico de los edificios.

Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39 ejemplifica en un caso concreto la secuencia paso a paso del expolio de lo público en la ciudad de Madrid ejecutado por los gestores del ayuntamiento. Y evidencia el modelo de ciudad  “marca” que nos llevan imponiendo desde hace ya tanto tiempo que cuesta recordar otro Madrid. Para el ayuntamiento, con Gallardón de cerebro y maestro de ceremonias,  la ciudad de Madrid  es un gran parque de atracciones y un gran recinto ferial donde sus gentes, su historia, sus barrios son atrezo que tienen que adaptarse a la escenografía para que el modelo, hegemónico, autoritario y unidireccional, funcione. Los barrios se convierten en atracciones de feria tematizados que tienen que responder a la idea de conjunto: el barrio gay, el  barrio multiculti; el barrio moderno; el barrio de la letras y la pachanga barata;  el barrio de los Austrias y la tapa española. Todo por el turismo, todo por las inversiones de capital, todo por situar en el escaparate de las grandes ciudades a Madrid con Gallardón jugando a prestigioso escaparatista. Aunque por el camino, nostrxs, las gentes que habitamos, sufrimos, vivimos y amamos a  esta ciudad o aceptamos el  papel de figurantes o trabajadorxs precarizados para mantener el modelo, o somos marginados y excluidos de nuestra  propia ciudad.

Es el caso del Patio del Maravillas que después de tres años y medio construyendo desde abajo espacios y posibilidades para encontrar, investigar y trabajar en lo común, atravesando todo tipo de dificultades (criminalizados, estigmatizados, marginados). Hemos apostado por generar herramientas de intervención política y social, y mecanismos de participación, en definitiva por democratizar la ciudad y el derecho al territorio. Buscando soluciones y caminos que hemos expuesto a la propia administración. Hasta el momento sólo hemos recibido buenas palabras y  ausencia total de voluntad política: estamos fuera de la lógica del modelo.
Corredera Baja de San pablo 20 y barco 39 es una posibilidad y una oportunidad para visibilizar  y hacer de altavoz ante el expolio de lo común, el modelo autoritario en el que vivimos y la ausencia de democracia, mercantilización de la ciudad y la vida urbana, privatización de lo público, etc.  Pero también para experimentar  nuevas formas  de articulación colectiva, de seguir construyendo e investigando sobre lo común, de proponer otras formas de ser y estar en la ciudad.

Más información:

http://defiendelo.patiomaravillas.net/

 

http://latabacalera.net/ comunicados/okupacion- corredera-20-futura-oficina- de-desobediencia-social/

http://www.elpais.com/ articulo/madrid/edificios/ municipales/okupados/Malasana/ elpepuespmad/20110106elpmad_7/ Tes

http://www.europapress.es/ madrid/noticia-miembros-patio- maravillas-okupan-dos- inmuebles-venta-malasana- propiedad-ayuntamiento- 20110105202626.html




 

Colabora económicamente con la Asamblea del Foro de Movimientos Sociales de Madrid

Entidad: Triodos Bank

Cuenta: ES80 1491 0001 2120 8575 8528

Titular: Transformando S. COOP. MAD.

Concepto: Aportación al Foro 2016

indicar nombre de la organización que hace

el ingreso o si es a título personal

¡Gracias por tu ayuda!

 

Síguenos en:

Facebook



Twitter:

OTRA SALIDA DE LA CRISIS ES POSIBLE

Los movimientos de Madrid que compartimos la Carta de principios del Foro Social Mundial queremos reclamar ante la ciudadanía la necesidad de buscar alternativas al modelo económico y social capitalista que está en el origen de la crisis actual. Para nosotros, y para millones de personas que se agrupan en los movimientos antiglobalización, la crisis de estos últimos años es la última expresión de un sistema socialmente injusto y destructor del planeta: “Estamos ante una crisis global provocada por el capitalismo, que no tiene salida dentro de este sistema” (FSM de Belén, Brasil, 2009).

Leer Manifiesto